viernes, 24 de diciembre de 2010

Feliz Navidad a todas las Madrastras y Cenicientas!


Como os podéis figurar, llevo una semana de locos con coles, regalitos y mis líos de siempre...espero que el año 2011 me traiga, sobre todo, un poco de tranquilidad!

Pero no me he olvidado de vosotras y desde aquí, aunque sea brevemente, os quiero desear que paséis una muy feliz noche en compañía de los vuestros y que el Niño Jesús os traiga todo lo que más queráis, a vosotras y a vuestras Cenicientas! Un beso enorme y Feliz Navidad a todas!

jueves, 16 de diciembre de 2010

Cenicienta está en Facebook!

Pues la verdad es que no sabía si hoy iba a ser capaz de escribir, ya que ayer no lo hice, porque mi caos vital ha decidido volver por sus fueros y dejarme sin coche otra vez (y digo bien, otra vez, porque lo saqué del taller no hace ni quince días). La otra vez fue el embrague y ahora resulta que es el turbo (si compro lotería, seguro que no me toca, pero puestos a sortear dos de las averías más caras de un coche, me toca el pleno) así que, además de estar con coche prestado a ratos, estoy con la moral por los suelos...que vaya racha llevo!

En fin, después del desahogo, que me hacía falta, vamos de verdad a lo nuestro. La última vez que tocamos el tema de las nuevas tecnologías dejamos a nuesta Cenicienta enganchada al móvil discutiendo con Blancanieves y la Bella Durmiente lo que se iba a poner para el baile de Nochevieja...qué pérdida de tiempo! Si lo mismo se puede hacer con Tuenti o Facebook, y encima puedes hablar a la vez con el resto de las Princesas de cuento. Y es que a la telefonía móvil, epidemia de nuestros hijos que se extiende más que la Gripe A, se ha unido en los últimos tiempos esa auténtica plaga, por llamarlo de algún modo, que son las redes sociales.

La verdad es que en este tema no soy nada flexible. En mi casa están prohibidas y no se admite discusión al respecto. Y es que lo de dialogar con los niños está bien, en ciertas ocasiones, y lo de razonar también, sobre todo con el tipo de niño sensato y con cierto grado de madurez y personalidad. Pero llega un punto en el que, a mi modo de ver, no hay más remedio que plantarse y viene ese consabido "no porque no" o "porque lo digo yo" que de pequeñas nos ponía de los nervios y juramos no utilizar jamás con nuestros hijos...pero ay! cuando vas madurando y eres madre empiezas a comprender a la tuya, a identificarte con ella totalmente en muchas cosas. Y esa es una de ellas. Los niños tienen que tener una figura materna que les de cariño, todo el del mundo, pero en la que también reconozcan una autoridad, que además les da la seguridad que necesitan. A mi me van a perdonar las madres que están encantadas de ser "la mejor amiga de sus hijas", pero yo no lo soy, ni siquiera soy su amiga, ni buena ni mala. Soy su madre, y me tienen para lo que necesiten, incluyendo ponerlas firmes cuando les haga falta...lo que a estas edades ocurre con cierta frecuencia. En este sentido me encantó leer un artículo de Carmen Posadas, una escritora que me encanta, dicho sea de paso, en el semanal de ABC la semana pasada. Hacía referencia al consejo que le dió cierta persona cuando se convirtió en madre a la temprana edad de 21 años. Es justo lo que os decía. Cito textualmente: " Eres tan joven que la tentación será convertirte, más que en madre, en colega de tus hijas. No lo hagas, tus hijas te necesitan como referente, no como amiga, no estáis en el mismo plano". Yo no podría haberlo expresado mejor.

Pero volviendo al tema que nos ocupa, yo la verdad es que alucino viendo a niños de 11 y 12 años que tienen cuentas en Tuenti e incluso en Facebook, y que se pasan las tardes muertas pegados al ordenador en su cuarto chateando vía Messenger con los amigos (los que no lo hacen desde su flamante móvil de última generación con tarifa plana de internet, que haberlos haylos, hasta con la Blackberry que tan loquita tiene a María de Compritas, yo conozco alguno que otro).

Lo primero que se me plantea, es lo poco saludable que es esta costumbre desde un punto de vista meramente físico. Los niños tienen que salir, hacer deporte, jugar con sus amigos en la calle o en el parque...o en casa, pero viéndose físicamente. Yo creo que el contacto humano es muy importante y el mal uso de las redes sociales sólo sirve para aislarte del resto del mundo. Sí, es cierto, conoces a mucha gente, haces muchos amigos, pero virtuales, desde la pantalla de tu ordenador. Si te limitas a eso, te quedas sin vida social. Y socializar es muy importante para un niño, sobre todo en la pre-adolescencia y la adolescencia. Yo puedo hablar por experiencia, en cierto modo, por tener una hija un tanto especial, muy inteligente, pero cuyas habilidades sociales han estado hasta hace muy poco por los suelos. No sabéis lo mal que lo ha pasado y lo mal que lo hemos pasado todos hasta que, poco a poco, ha empezado a salir adelante. No quiero imaginar lo que hubiera sido ésto si le hubiera permitido encerrarse en Tuenti o el Messenger. ¿Para qué iba a intentar hacer amigos reales si los hubiera tenido a pares en Internet? Desde luego, yo no sé vosotras, pero no es eso lo que quiero para mis hijos.

Aparte, por supuesto, de los riesgos que el uso incontrolado y, en cierto modo, ingenuo, de las redes sociales que hacen los niños. Todavía están en edad de pensar que todo el mundo es bueno, y que la gente es realmente quien o lo que dice ser. Nada más lejos de la realidad, sobre todo en Internet. Muchas de vosotras, y todas somos adultas, habréis tenido alguna sorpresa desagradable por vía virtual. Y tomamos precauciones y tenemos cuidado. Pero quién le mete en la cabeza a una niña de once o doce años que a lo mejor ese niño de su edad tan simpático que ha conocido en la red ni es niño, ni tiene su edad y, lo más importante, ni siquiera es simpático sino un pervertido o un chiflado. No, qué va! Eres una exagerada, ellas saben perfectamente con quién se escriben, si dice que es amigo de fulanito o menganita... Confían plenamente en la seguridad de una red que, fijaros si es segura, que les permite abrir una cuenta mintiendo descaradamente sobre su edad, porque no pueden hacerlo diciendo la verdad. Si empezamos por ahí... mal vamos.

¿Y a quién le gustaría ver fotos de sus hijas colgadas en cualquier página de internet? A mi no, desde luego ¿Pero cómo hacerles entender que desde el momento en que cuelgan una foto o cualquier otra cosa en Facebook ya no lo controlan, porque ya no es suyo sino de Facebook, que lo puede utilizar como mejor le parezca? Recordad ese anuncio de televisión de la adolescente a la que mira todo el mundo y todos parecen conocer...por una foto suya que colgó en una red social. Real como la vida misma. Y se cuelgan peleas, se graba a las amigas con el móvil en bikini y se sube a Youtube, filmamos cómo destrozamos un coche...lo que se nos ocurra, porque encima muchos de estos cafres que se creen tan inteligentes no se dan cuenta de lo fácil que es para quien tiene medios seguirles la pista. Si es que al final, no dejan de ser niños!

Pues qué queréis, las explicaciones llegan a un punto en el que, si no se atienden, tienen que parar y sustituirse por el No, puro y duro. Yo prefiero que mis hijas me tachen de sargento que tener un disgusto por ser demasiado permisiva ¿y vosotras?

martes, 14 de diciembre de 2010

...Y seguimos con las compras

Hola a todas, vaya, tres entradas en tres días...no sé si voy a poder seguir este ritmo, pero parece que el inicio de semana está siendo más tranquilo y tengo un ratito para sentarme a escribir.

Ayer nos quedamos hablando de tiendas y os prometí terminar hoy con algunas sugerencias más en moda y complementos. Aquí van.

Por seguir con la misma zona geográfica, una tienda a la que le tengo un cariño especial es la Boutique Infantil Carrusel, en la preciosa localidad de Luarca, que lleva con una enorme dedicación Ana, orgullosa mamá de tres niños guapísimos. Aunque como ocurre en la mayoría de los casos, el grueso de las colecciones se dedica a niños más pequeños y bebés (sus faldones y fundas para sillitas son de quitar el hipo) tampoco ha perdido de vista a las niñas ya más mayores y en su tienda siempre hay un hueco para colecciones como las de Trasluz (la de este año es particularmente bonita, toda, toda) o Rocío de Alba (una de mis favoritas). Y como había prometido hablaros de complementos, os diré que diseña unas diademas preciosas y que su hermana Eva es otra artista del diseño (podéis encontrar un enlace a su blog en el de la tienda) que le hizo a mi hija dos de las diademas más bonitas que tiene y que mejor le sientan. Os dejo el enlace para que lo comprobéis vosotras mismas:


http://boutiqueinfantilcarrusel.blogspot.com


Ahora voy a cambiar totalmente de tercio y me voy a Castilla la Mancha, concretamente a la provincia de Toledo, donde recientemente he encontrado una tienda increíble con ropa muy pero que muy bonita para pre-adolescentes y a unos precios absolutamente fantásticos. Se trata de Cosa de Niños, la tienda de Laura, en la que podéis comprar de todo, desde conjuntos (me encantan los de pantalón, son super favorecedores), abrigos o faldas hasta zapatos y chaquetas a medida con una gran variedad de modelos y colores a elegir. Yo le he comprado a mi hija mayor una falda de Trapitos monísima en tono marrón- topo y dos conjuntos, uno de falda en tonos grises y otro de pantalón de cuadros escoceses con blusa de chorreras ideales. Los ha elegido ella misma, que tiene su mérito. Laura trabaja con marcas estupendas como Trapitos, que ya os he mencionado, José Varón o Ribel, que a lo mejor no es tan conocida, pero que es una marca de esas de toda la vida de la que os puedo decir que tiene una calidad excepcional. Los mejores abrigos que han tenido mis hijas de pequeñas son de esta marca. Y lo mejor? La atención de Laura, simpatiquísima, de verdad! Os dejo su enlace para que lo veáis todo mejor:

http://laura-cosadeninos.blogspot.com


Y no quería terminar con el apartado de moda sin dedicarle unas líneas a una persona muy, muy especial y a su blog, que todas conocéis. Se trata de Ana Pompones, por supuesto. Aunque tiene ya cerrada la lista de pedidos para Navidad, es una recomendación para todo el año. Desde luego, las camisetas más bonitas que han tenido mis hijos este verano han sido las suyas. Originales, cuidadas hasta el último detalle y totalmente adaptadas a sus gustos y personalidad. Y os puedo decir, creo que sin temor a equivocarme, que sus primeros chalecos acolchados, sin duda una de sus creaciones estrella, se los hizo a mis hijas el otoño pasado. Tienen ese toque elegante e ingenuo pero no infantil que tanto les gusta a las niñas más mayores. Os aseguro que siempre que se los ponen me paran a preguntarme dónde los he comprado...y es que son bonitos de verdad. Pero lo mejor de su blog...sin duda la propia Ana, y el cariño que pone en todo lo que hace. Todas las que la conocéis seguro que me dáis la razón. Un abrazo enorme!


http://lepongopiquillo.blogspot.com


Y como no hay look que se precie sin los complementos adecuados, punto en que todas nuestras hijas coinciden absolutamente, os voy a dejar las reseñas de unos blogs absolutamente imprescindibles para que Cenicienta sea la más guapa del baile.

El primero de ellos es de una persona a la que en el poco tiempo que hace que la conozco he llegado a apreciar de verdad y a considerarla una buena amiga. Ya os la he mencionado en otras ocasiones, pero se merece mucho más que una simple reseña. Se trata de Salas, de "El Rincón de Salas", para mi el blog más bonito de complementos que existe ahora mismo en la web. Salas es una persona de una creatividad inagotable y con un gusto increíble que no sólo se refleja en sus creaciones, sino en todos los detalles que adornan su casa (de revista, os lo aseguro) y el la misma presentación de sus artículos, cuidada hasta el último detalle. Si queréis quedar bien, pero bien de verdad, haceros con alguno de sus collares, pulseras o pañuelos, si tenéis la suerte de conseguir uno! (creo que puedo decir, sin temor a equivocarme, que los más solicitados de la red). Yo os puedo decir que he comprado para mi varios collares y colgantes, y que a todo el mundo le encantan. En cuanto a las niñas, lo que, al menos entre mis conocidas, más ha gustado son los colgantes con medallitas de la Virgen de Pilar o la Virgen niña hechas de pasta de sal. Los diseños los ha hecho la propia Salas (son una auténtica monada) y los combina con cintas en colores a elegir. Os aseguro que a todas las niñas, amigas de mis hijas, a las que les he regalado uno han quedado encantadas...y el resto de las amigas no os figuráis con qué ganas los miraban! Y de los pañuelos, ya os he dicho que es difícil hacerse con uno porque vuelan, pero los de muñequitas o hadas y Hello Kitty les encantan a las niñas. Además, si os dáis prisa, hasta el día 20 podéis participar en el fantástico sorteo que organiza en su blog. Tenéis el enlace a vuestra derecha. Mucha suerte! Y para ti, Salas, no te voy a decir nada que no te haya dicho ya, que eres una de las personas con más coraje que conozco y que todo lo que haces no es más que un reflejo de ti misma, una persona maravillosa.


http://salasguerri.blogspot.com


Y si a vuestras hijas les gusta ir bien peinadas,y conjuntadas, nada más adecuado ni más original que los lazos, diademas y complementos ( no os perdáis los bolsos de ante, os aseguro que al natural son una preciosidad y de una calidad fantástica) que hace mi gran amiga Eugenia y que podéis ver en su blog Camyla, Camisetas y Lazos. Empezó haciendo lazos para sus hijas, pero como a todas las mamás del cole nos encantaban y por la calle le paraban a preguntarle dónde los había comprado (puedo dar fe de ello) decidió hace algún tiempo dar la ocasión a todas las niñas y a sus madres de llevar complementos tan ideales como sus hijas. Están teniendo muchísimo éxito, sobre todo la línea de diademas, coleteros y broches de fieltro, que si en el blog son bonitas, os aseguro que al natural son espectaculares. Todo el que los ve cae sin remedio! Los pañuelos también son preciosos, sobre todo por las telas, que busca y rebusca hasta encontrar las más bonitas y originales que además podéis llevar vosotras a juego con vuestras hijas...y aviso, los tocados y diademas de Primera Comunión prometen ser de darse la vuelta, estad pendientes de su blog y no os los perdáis! Por último, un avisillo para las mamás, que también nos gusta ir guapas. Acaba de lanzar una línea de tocados para nosotras que convence a la más reacia. Os aseguro que, aunque me han gustado siempre, nunca me he visto con ninguno hasta ahora...y el otro día por poco me voy al cole a buscar a los niños con uno puesto. Son preciosos. En el blog de Camyla podéis encontrar el enlace a su nuevo blog...y si vivís en Madrid, no os perdáis su presentación en el Club de Molino de la Hoz (Las Rozas) el próximo viernes de 10 a 18:30 horas. Os va a encantar. Ya quisiera yo tener la mitad de creatividad y de habilidad que tiene Eugenia...es impresionante!


http://camisetasylazos.blogspot.com


No quería terminar esta entrada sin dedicarle unas líneas a una persona a la que admiro y respeto un montón, como ya os dije ayer. Se trata de María, de Compritas para los Peques, y de su maravilloso blog de complementos "Obdulita Turnes" que ya todas conocéis. Sus fulares y coleteros son preciosos y hechos con un gusto y cuidado increíble. A mi hija le trajeron un conjunto los Reyes el año pasado que no se quita de encima. Yo misma tengo un fular en tonos celestes que no puede ser más favorecedor. Y de los coleteros, qué os voy a decir, son los que llevan mis hijas al cole, en colores totalmente conjuntados con el uniforme y el chándal. Una auténtica monada. Ahora, que lo que me ha encantado este año han sido los cestos, en tamaño madre e hija, un complemento original y precioso para bajar a la piscina o ir a la playa... o también, porqué no, para ir guapa y estilosa también en otoño (no os perdáis el cesto escocés que tiene en el blog, me parece una pasada) y es que María tiene unas manos que ya las quisiera yo para mi!


http://obdulitaturnes.blogspot.com


Bueno, como no quiero cansaros ni aburriros, y de lo que se trata es de que visitéis todos estos fantásticos blogs, me despido, hasta mañana, espero. Sé que me he dejado a mucha gente en el tintero, pero tiempo habra. Como dice el refrán, no están todos los que son, pero de lo que sí estoy segura es de que son todos los que están! Un abrazo a todas y hasta la próxima entrada.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Recomendaciones para compras navideñas...y para todo el año!

Como os prometí ayer, tengo intención de recuperar el tiempo perdido, siempre que el caos en que últimamente se ha convertido mi vida me lo permita, así que, siguiendo con el filón de las Fiestas navideñas que están al caer, os voy a intentar dar unas pocas, pero creo que interesantísimas referencias si tenéis alguna Cenicienta a la que regalar con plenas garantías de acertar.

Vaya por delante, como ya os dije en una de las primeras entradas del blog, que no pretendo ir, ni mucho menos, de gurú de la moda juvenil. Para mi, en este mundo hay muchísima gente que lo hace mejor que yo y una en especial, que para mi es la Anna Wintour de los blogs de moda de niños (sin guasa ni peloteo de ningún tipo, lo digo totalmente en serio) que no es otra, como ya habréis adivinado, que María, de Compritas para los Peques, fuente inagotable de lugares fantásticos donde encontrar cosas preciosas para nuestras hijas y otra persona fantástica, divertida y super amena de leer. Además de una supermamá de tres hijos guapísimos que van siempre hechos un pincel. Desde aquí le mando un abrazo, que sé que me sigue. Gracias María!

Pero no quería dejar pasar la ocasión de recomendaros alguna de las tiendas que para mi, en estos momentos, tienen una selección más que respetable de moda perfecta para niñas de las edades de nuestras hijas. Yo al menos, en esta temporada, he encontrado cosas ideales para mis hijas, especialmente para la mayor, que, además de estar ya en una edad un tanto conflictiva en lo que a ropa se refiere, ya os he dicho en otras ocasiones que detesta profundamente las compras (seguro que se le pasa y dentro de un par de años echo muchísimo de menos este rasgo de su carácter que ahora me saca de quicio) y tiene una idea clarísima de lo que no se pondría bajo ningún concepto.

Además tengo que añadir que, en todos los casos, me he en
contrado con personas encantadoras, de paciencia infinita y a las que estoy feliz de haber conocido. Y es que Internet tiene esa ventaja, que te da la posibilidad de conectar con gente estupenda a la que, de otra forma, posiblemente nunca hubieras encontrado en tu camino.

Y aviso para navegantes, en todas ellas podéis encontrar oportunidades fantásticas a precios estupendos para regalar en estas Fiestas y quedar como reinas, eso sí, stocks de tallas sueltas y limitados, así que ya sabéis, agregando a Favoritos y tonto el último!

Dicho todo ésto, la primera recomendación es una tienda preciosa situada en Asturias (no sé porqué, pero la mayoría de las tiendas en las que compro últimamente están en el Norte...) Angelottes, dirigida por Clara, un auténtico cielo de persona que además tiene un blog estupendo y de lo más ameno y divertido. En su tienda (decorada con un gusto excelente) podéis encontrar una gran variedad de marcas estupendas como Kauli, Lio Lio, Trasluz (la cazadora de la colección Hunter de este año dejó pasmada a mi hija mayor, que se la ha pedido a los Reyes), Rocío de Alba y otras muchísimas marcas con ropa preciosa para niñas mayorcitas: blusones, vestidos de punto o camiseros, chaquetas tipo Belstaff, pantalones pitillo o de montar, los maravillosos mocasines de Atlanta... y no acabaría nunca. Y para la primavera promete novedades más que impresionantes para las Cenicientas más exigentes! Otro valor añadido es la fantástica atención que a las que, como yo, tenemos que comprar por internet, nos dispensa Ana, un encanto a la que le doy las gracias desde aquí. No os perdáis el blog de Angelottes, no os va a defraudar!


http://angelottes.blogspot.com


La segunda recomendación de hoy es para otra tienda del Norte de España, concretamente, Vigo (si ya os lo he dicho...el Norte me tira mucho, no sé porqué será), La Cigüeña Pedigüeña, desde aquí mando un abrazo muy fuerte a Ana, una de sus propietarias, simpática donde las haya y con una paciencia infinita, y es que yo puedo ser pesada, pero mucho a la hora de decidirme! Tengo que decir que la lista de e-mails es interminable, y siempre recibo una respuesta amable, rápida y divertida. En cuanto a la ropa, preciosa, quizá con más variedad para edades más tempranas (no es un problema de la tienda, sino del planteamiento general de la moda infantil, que deja bastante poco cubierta la franja de edad de nuestras hijas), pero tiene muchas cosas ideales para niñas mayorcitas. Las marcas: B&B, Kauli, Pilar del Toro, Hilda Sordo (a mi hija le he encargado un jersey ideal), Kobez, José Varón, La Jaca (una de mis marcas favoritas en ropa sport-elegante para niños), Kid´s Chocolate... vamos, lo mejor de lo mejor. Y me ha hecho muchísima ilusión el detalle de que para la nueva temporada, y debido en parte a la dificultad que han visto para encontrar ropa para las niñas mayores (y es que las he mareado un montón) se están fijando mucho en las colecciones destinadas a esas edades, que es de agradecer de verdad. Otra apuesta segura! Su dirección? Por supuesto:


http://laciguenapediguena.blogspot.com


Bueno, la verdad es que tengo otras tiendas y blogs que recomendaros para estas fiestas, y no quisiera dejarme ninguna en el tintero ni dedicarle menos tiempo del que les corresponde, así que, si os parece bien, mañana seguimos con la lista, que la entrada empieza a ser kilométrica! Y pienso incluir complementos, por supuesto!



domingo, 12 de diciembre de 2010

La reaparición del Guadiana y las cartas a los Reyes

Diréis que soy como el Guadiana, que aparezco y desaparezco, y con razón. Pues no, no me he ido del país ni huyo de la Interpol, pero llevo unas semanas con el blog totalmente abandonado, por lo que os pido mil disculpas. La verdad es que entre virus diversos (de los niños y de la madre), estropicios domésticos que me tienen pendiente del gremio de la reparación, puente, idas y venidas multiples de y al cole y otras muchas incidencias como la búsqueda de lugar para celebrar la Comunión de la peque (sí, que el año pasado por poco me pilla el toro por esperar a enero) que no os voy a enumerar por miedo a mataros de aburrimiento, no me queda tiempo ni de respirar!

Ante todo quiero agradeceros las muestras de interés y especialmente a Sara, una recién incorporada Madrastra de Cenicienta que me ha dedicado unos comentarios que me han encantado y me han animado un montón. Bienvenida y muchísimas gracias por seguirme, espero que sea por mucho tiempo!

Dicho todo ésto, os podéis imaginar que tengo un montón de temas pendientes de comentar con vosotras: moda, libros, música, hobbys... pero con la proximidad de las Navidades, creo que toca hablar de lo que nuestras niñas le van a pedir a los Reyes, que incluye un poquito de todo lo anterior. Y digo bien, a los Reyes, porque las mías aún les escriben carta!

Como siempre he dicho, no todas las Cenicientas son iguales, ni siquiera parecidas, así que para muestra un botón: de mis dos hijas, la mayor sólo quiere libros...bueno, y la guitarra de la Wii, y ha prohibido expresamente a Sus Majestades que le traigan ropa o cualquier cosa que se relacione con ella. No se si os he hablado alguna vez de su fobia por la moda (ahora anda buscando desesperadamente nuevas fobias en cuyos síntomas se reconozca, la penúltima, la corofobia o fobia al baile...y es que el pavo da para mucho), pero la peor tortura que puedo idear para ella es una tarde de compras. Este verano se llevó unos zapatos pequeños del Outlet de Larrana por evitar probarse un número mayor...claro que luego me tocó a mi ir a cambiarlos!

El caso es que el otro día dió marcha atrás (sólo un poquito) cuando vió una chaqueta ideal de Trasluz en un blog del que pienso hablaros mañana
, si mi ajetreada vida me lo permite, junto con otros cuantos en los que podéis encontrar ropa preciosa para adolescentes incipientes. Ha accedido a la chaqueta y alguna cosita más, como los increíbles pañuelos que hace nuestra querida Salas (alguno más va a caer para las Cenicientas de toda la familia), quien, por cierto, anuncia sorteo inminente que no os podéis perder (a la derecha tenéis el enlace a su blog), o los preciosos conjuntos de pañuelo y coleteros de mi buena amiga, y responsable en gran parte de que os esté dando la lata con este blog, Eugenia, de Camyla, Camisetas y Lazos. Pero poco más. El resto, como ya os decía, libros, libros y más libros. A modo de ejemplo, y por si os pueden interesar, aunque ya hablaré de algunos de ellos en profundidad, Reckless de Cornelia Fünke, Escuela de Frikis 2 de Gitty Daneshvari, Fablehaven 2 de Brandon Mull (de este en particular le encantó la primera parte) y otros muchos cuyos títulos vuelve n loca mi madre cada vez que me llama a preguntarme.

Fuera de estos apartados, ha pedido un par de juegos de Lego, que tienen una pinta estupenda: Minotaurus, vuelta de tuerca al laberinto mitológico y Creationary, una especie de Pictionary en el que en lugar de dibujar hay que construir el objeto a adivinar con piezas de Lego.

El último regalo que ha pedido, no sé si decíroslo. A las que, como Eugenia, la conocen, no les extrañará nada, pero a las demás igual os asusta. Un kit de reconstrucción facial y otro de huellas dactilares de la colección de CSI. Es que, para las que no lo sepáis, mi hija mayor quiere ser Técnico Forense desde que tenía 8 añitos. Ya os había dicho que es algo especial.

La peque, sólo un año menor, tiene 9 años, ha pedido cosas totalmente diferentes. Muñecas, muñecas y más muñecas (creo que eran 16 en el último recuento), Pet Shops, algún Lego, que le apasionan, toda la ropa que los Reyes quieran (ésta es como las Nancys, te puedes pasar la tarde probándole ropa, que es incansable) y algún libro que otro.

El apartado muñecas me tiene preocupada. Tiene una cesta llena de Barbies, Bratz y similares, todas ligeras de ropa en el mejor de los casos y totalmente amontonadas. Y digo yo, ¿para qué necesita más? Ya le he dicho que si quiere muñecas nuevas, tiene que deshacerse de las que no usa (la mayoría) que llevaremos a Cáritas si están en buen estado. Y lo mismo con el resto de los juguetes, porque una de las cosas que tengo claras, clarísimas, es que tienen que aprender a valorar su suerte y darse cuenta de que hay muchos niños que no pueden disfrutar la Navidad como ellos. El verdadero sentido de la Navidad no tiene que ser el de pedir, pedir y pedir, sino, por el contrario, el de dar todo lo que se pueda a los que más lo necesitan. Por suerte, creo que lo han entendido perfectamente.

Pero volviendo a las muñecas, me va a volver loca con las Monster High, un horror que le gusta hasta a su hermana, que siempre ha detestado las muñecas, y que encima están agotadas en todo Madrid! De las Supernenas Z, Moxies y más Bratz, ya le he dicho que se vaya olvidando.

En cuanto a los libros, los gustos son totalmente diferentes, a ella le gusta Bat Pat (que ha publicado otro libro de los "gorditos" con olores a lo Gerónimo Stilton), las Winx (no las puedo soportar), Código Lyoko y Tea Stilton.

Yo por mi cuenta les he buscado otros libros y regalos que creo que les van a gustar y de los que espero poder hablaros esta semana. En cualquier caso ¿qué les van a pedir vuestras hijas a los Reyes? (si es que aún les escriben carta, que a estas edades nunca se sabe).

domingo, 21 de noviembre de 2010

Pon una Patty en tu vida...y en la de tu hija!

Hace unos meses, durante mi repaso diario a mis blogs preferidos, me encontré una entrada en el Rincón de Salas (que dicho sea de paso, os recomiendo mucho, mucho muchísimo, primero, porque hace cosas preciosas para nosotras y nuestras niñas y segundo, y más importante, porque Salas es un auténtico cielo de persona, de esas a las que es un auténtico lujo conocer) que me llamó poderosamente la atención. En ella se veía una foto de un collar absolutamente ideal hecho con piedras naturales, perlas (hasta ahí todo normal)...y una preciosa muñequita colgante.

Rápidamente me puse manos a la obra para localizar el blog del que procedía ese collar tan original y bonito, que no es otro que Miss Patty Largas, cuya artífice y artistaza se llama María Galán, otra de esas personas maravillosas a las que he tenido la gran suerte de encontrar en este Universo que es Internet . En el mismo momento en que "aterricé" en su blog tuve clarísimo que Patty tenía que estar en mis manos, así que me puse en contacto con María y, tras un rapidísimo intercambio de mensajes y su fantástico asesoramiento, le encargué la que es mi primera Patty...y os aseguro que no será la última! Yo quería un look actual con un toque Burberry, y María lo entendió a la perfección. A continuación os presento a Patty Fashion Blogger, guapa, guapa, guapa, que llama la atención donde la llevo!


Mi Patty es un broche precioso que se puede llevar tanto con chaquetas, trench o abrigos como con jerseys o blusas. Os aseguro que no deja a nadie indiferente...y menos a nuestras Cenicientas.


Y es que a las niñas les gusta Patty más aún, si cabe, que a las madres. (mi hija se pasa las horas muertas recorriendo las entradas del blog una por una...y las quiere todas! Lleva elegidas unas 19, hasta el último recuento). Para ellas, María creo a Little Miss Patty, una versión inicialmente "niña" de Patty, de tamaño más reducido y vestuario adaptado a nuestras hijas. Aunque claro, como no podía ser de otra forma, a las madres también nos encantó la versión adolescente de Patty, hecha que ni a propósito para llevar como colgante o collar. Podéis ver un montón en su blog, pero no le quitéis el ojo a los collares de Patty Angelina o Patty Elle MacPherson, me encantan! Y para nuestras peques, los últimos diseños con cuero, cintas y bolitas de colores no pueden ser más bonitos. Conozco a alguna Cenicienta que tiene ya uno en sus manos y está totalmente emocionada con su Patty, una preciosidad en tonos blancos y rojos con osito de peluche incorporado...casi tan guapa como su dueña (su madre sabe perfectamente de quién estoy hablando).

Y sus últimas ideas para las cunitas de los bebés, Patty Angélica y Baby Miss Patty, son la alternativa más bonita y original a los tradicionales medallones que siempre hemos puesto en las cunas.

Yo a mi hija, que este año hace la Comunión, le he prometido un collar de Patty como regalo. Sus condiciones: estilo Patty Angélica con el pelo rosa (sí, rosa, como lo oís) y bolitas de madera con cintas para atar al cuello. Lo tiene clarísimo! Claro, que entre medias aprovecharé para "regalarme" yo otro collar o un broche de Patty Vintage. Hay una con vestido charlestón de flecos azules y tocado de plumas que me tiene enamorada!

Y es que a las afortunadas que viváis en Madrid os reservaba una sorpresa. Desde el próximo día 25 y hasta el 28 de noviembre, María estará presente con un Stand de Miss Patty Largas en la 1ª Feria Vintage que se celebrará en el Centro Comercial Moda Shopping de Madrid. Para la ocasión, ha elaborado una colección especial que incluye a Miss Patty en sus distintas versiones (broche, collar, colgantes...y hasta pendientes) y otras muchas maravillas como sus preciosísimos bolsos estilo vintage. No os lo podéis perder! Yo, desde luego, no pienso dejar pasar la ocasión de conocer a María en persona y admirar todas las maravillas que ha hecho para la feria. Además, como premio extra, podréis admirar una exposición de corsés de Lorenzo Caprile (uno de mis ídolos), alma de esta feria y orgulloso propietario de varias Pattys (no os perdáis las Pattys Reales, os váis a llevar una sorpresa).

En fin, seguiría hasta el infinito y más allá, porque, como resulta más que evidente, soy una enamorada de Miss Patty, pero prefiero dejar que la descubráis vosotras mismas! Tenéis el enlace a vuestra derecha, pero por si hay alguna despistada:

http://pattylargas.blogspot.com

Hasta la próxima entrada!

miércoles, 17 de noviembre de 2010

A vueltas con las nuevas tecnologías I

Recuerdo que una vez, subiendo a la sierra después de un examen en la Facultad (creo recordar que era de Filosofía del Derecho, así que debía estar en 5º de carrera, a puntito de terminar) me pilló un control policial, una de esas "operaciones jaula" con motivo de un atentado en Madrid. Estuve parada en el atasco más de una hora y media super agobiada porque no podía avisar a nadie del motivo de mi tardanza. Lo que más recuerdo de ese momento es lo que hubiera dado por tener un teléfono en el coche desde el que poder llamar a casa y decir a mis padres que no me había estrellado con el coche, que estaba en medio de un atasco interminable. Claro, que estamos hablando del año 1989 (podéis echar cálculos acerca de mi edad) y por aquel entonces sólo había esos teléfonos de coche tamaño ladrillo que de portátiles tenían poco tirando a nada...y costaban un Congo!

Ha llovido mucho desde el año 89 y ahora no entendemos la vida sin teléfonos móviles. Del tamaño ladrillo han pasado a ser tan pequeños que resultaban incómodos y de nuevo más grandes para poder acoger super pantallas y teclados para estar permanentemente conectados a ese Gran Hermano que es Internet. Los precios, por los suelos, casi te los regalan por comprar una docena de huevos en cualquier supermercado y su evolución, vertiginosa, casi no has terminado de leerte las instrucciones (que tiene su mérito, son como una versión resumida del Quijote en algunos casos) cuando tu nuevo móvil está ya anticuado. Una locura.

¿Y qué me decís de los videojuegos y las consolas? Yo de pequeña (y no lo era tanto) tuve una de esas Nintendos Game Watch en blanco y negro con dos botones y una pantallita en la que un muñequito en un bote salvavidas intentaba recoger paracaidistas que se tiraban de un helicóptero. Después mi hermano tuvo su primer ordenador, un ZX 81, al que siguió un Spectrum que, para cargar los juegos había que utilizar una cinta de cassette de las de toda la vida y saber MS-DOS, nada de colorines y Windows ni ratón como ahora. La prehistoria de la tecnología actual. Podría seguir con los vinilos y las radios de coche y así hasta el infinito, pero en lugar de una entrada escribiría un libro.

Pero claro, a nosotras el móvil nos ha pillado mayores. Sólo lo entendemos como una herramienta útil para enviar y recibir llamadas en caso de urgencia o necesidad. ¿Las consolas? En el mejor de los casos usamos la Nintendo con el Brain Training para deprimirnos al descubrir que tenemos una edad cerebral de octogenarias o la Wii para tratar de ponernos en forma con el Wii Fit sin salir de casa (y acabamos con unas agujetas de órdago dejándolo en una semana). ¿Qué ocurre con nuestras hijas? Han crecido con los móviles, los videojuegos, el Messenger y Facebook. Lo tienen delante de las narices constantemente, les bombardean en televisión en las series que ven, en los anuncios y en toda la programación, y sus amigas tienen móvil o internet, o incluso internet en el móvil. Claro, para ellas lo normal es tener acceso a todo ese mundo...pero ¿hasta qué punto les beneficia o, simplemente, lo necesitan?

Como ya os dije en otra ocasión, tengo unas cuantas niñas con un abanico de edades de lo más amplio en la familia. En general, la mayoría no ha mostrado el más mínimo interés por tener teléfono móvil ni por las redes sociales (afortunadamente). Pero sí conozco casos de niñas ( y niños, por supuesto) de 12 e incluso menos años que tienen teléfono móvil propio, algunos incluso con tarifa plana de internet, y cuentas en Tuenti o Facebook (aunque supuestamente no tienen edad para poder abrir ninguna de ellas). La parte positiva de ésto: yo no se la veo, sinceramente. La negativa: muchas, muchísimas cosas. Hoy vamos con el teléfono móvil, y en sucesivas entradas seguiremos con el resto, que el tema da mucho de si.

El teléfono móvil sirve para lo que sirve. Para poder localizar o estar localizados en un momento dado. Este año mi hija mayor se va una semana de campamento con el cole. Pues supongo que le dejaré un teléfono móvil, por supuesto, de tarjeta, sin internet ni tonterías de ningún tipo, vamos, básico total, para poder hablar con ella o que nos llame si lo necesita. Cuando llegue a casa se recoge el chisme y punto pelota. Además, en el campamento los móviles los guardan los profesores, que se los dan un ratito a última hora de la tarde si tienen que llamar o esperan llamada de los padres. Eso me parece medianamente razonable.

A mi sobrina mayor, de ahora 13 años, le regalé el año pasado por su cumple un móvil...que llevaba al menos dos años pidiendo. ¿Distinto rasero que cuando se trata de mis hijos? En absoluto. La niña esquía y compite, con lo que cada dos por tres está de viaje fines de semana e incluso semanas enteras, en España, pero también en el extranjero. En estos casos, el móvil cumple su función : tenerla localizada o que ella pueda llamar a sus padres si lo necesita. Pero en cuanto les dejas libre acceso te encuentras con el "full equipe" de la telefonía móvil: las fotos, los vídeos, las descargas de archivos, los mensajitos...con los resultados que, desgraciadamente, todos conocemos: se graban peleas, se hacen fotos que no se deben, la factura del móvil no tiene límite si empiezan con las descargas y, en cuanto a los sms, cuánto daño están haciendo a la ya de por si maltrecha ortografía y capacidad de expresión de nuestros hijos!

En la clase de mi hija el teléfono móvil fue uno de los regalos de Comunión estrella el año pasado. A mi, no sé vosotras qué opinaréis, me parece una barbaridad. Porque es que además no les sirve cualquier teléfono, qué va! Si no tiene cámara, mp3, conexión a internet para descargas y las mil y una chorradas más, no les gusta. Amén del diseño del aparatito. Yo tengo el mismo móvil desde hace más de cuatro años, y tan contenta. Lo cambiaré cuando se me rompa o tenga puntos para que me den otro gratis. A ellos en 6 meses ya les parece viejo...porque ya lo hemos dicho, siempre saldrá otro más guay! Diseños de Hello Kitty, de Rip Curl, Quicksilver o El Niño, de Jordi Labanda, móviles que incorporan el disco más reciente de algunos de sus grupos favoritos, carátulas intercambiables de diseño, fundas de silicona de mil colores...todo es poco para llamar su atención y asaltar nuestros bolsillos. Y claro, si no sigues la moda, no estás en el mundo. Mi hija es una especie de bicho raro, porque no tiene móvil ni el más mínimo interés en tenerlo. Una compañera de clase le preguntó asombrada hace poco porqué no tenía móvil para hablar con los amigos. Ella le contestó (y yo muerta de risa detrás) que con sus amigos ya hablaba en clase, y que si necesitaba comentar cualquier cosa con alguno, podía hacerlo desde casa, así que no veía para qué tenía que pedir un móvil. La otra la miró como si hubiera visto un marciano, se dió media vuelta y se fue. Gracias a Dios, a mi hija ese tipo de actitudes ya le resbalan (aunque confieso que le ha costado mucho). Y qué pasa cuando el móvil conoce a Internet? Lo veremos en la próxima entrega, aunque ya os adelanto que nada bueno, a mi humilde entender.

domingo, 14 de noviembre de 2010

La banda sonora de nuestras hijas II

Pues ya estamos aquí de nuevo. Y para hoy, tal y como os prometí, la segunda entrega de este particular "Quién es quién" en el mundo del faranduleo juvenil...musicalmente hablando, que de cine lo dejamos para otro día. Vaya por delante mi enhorabuena a todas las seguidoras de nuestro amigo Justin Bieber, que la semana pasada ganó el premio MTV Europe al mejor artista masculino del año! La verdad es que me he resistido todo lo que he podido, porque personalmente no me gusta lo más mínimo y tengo la suerte (o al menos eso me parece a mi) de que a mis hijas tampoco, pero sé que soy minoría y como de lo que se trata es de ser objetivos, y no me queda otro remedio que sacar hoy a la palestra ese fenómeno de masas llamado "Patito Feo".

Este culebrón argentino (porque, no nos engañemos, es un culebrón puro y duro como podría ser Pasíon de Gavilanes, pero dirigido al público juvenil y amenizado con mucha, mucha música), cuenta las aventuras y desventuras de Patricia, o Patito, una niña de 13 años que vive con su madre en una ciudad del Sur de Argentina. Allí, Patito conocerá a Matías, un chico de Buenos Aires que va a su ciudad a pasar unas vacaciones, y se enamora de él. Claro, que pasa lo de siempre "el final del verano...llegó...y tú partirás. Poco después, y debido a unas pruebas médicas que tiene que hacerse Patito, ella y su madre se trasladan a Ciudadela, cerca de Buenos Aires. Allí nuestra protagonista se encontrará con Leandro, el director del hospital, que resulta ser su padre, separado de su madre por un malentendido, aunque por supuesto, y como está mandado en cualquier culebrón que se precie, ella no sabe nada. Su papá (como dirían allá) tiene una novia, Blanca, que hará todo lo posible para que no se produzca la reconciliación de Leandro y Carmen, la mamá de Patito.

Esta, por su parte, empieza a estudiar en un colegio en el que, sorpresa, se reencontrará con su Matías. Pero claro, como no todo iba a ser tan fácil, éste también tiene una novia, Antonella, que le hará la vida imposible a Patito. Cada una de ellas liderará un grupo de coreografías musicales, Las Divinas, de Antonella y Las Populares de Patito, que concursarán en un campeonato intercolegial...y hasta aquí puedo leer. Hay una segunda temporada en la que Antonella dará el salto a la fama volviendo al enfrentamiento con Patito (de la que se había hecho amiga), con brujas y nuevos pretendientes de por medio .

La serie tiene una banda sonora que ha vendido millones de copias en todo el mundo y que hace furor entre nuestras niñas. Aún se me pone la carne de gallina recordando las imágenes de los telediarios con cientos de niñas haciendo cola durante días para conseguir entradas del espectáculo musical que se presentó en España. No sé qué fué peor, si ver a las niñas o a las madres que las acompañaban. No sé vosotras qué opinaréis, pero desde luego mis hijas no hacen cola durante días perdiendo colegio y pasando la noche al raso ni para ver al Santo Padre (con el más absoluto respeto, vaya por delante), así que para ver a Patito o a cualquier otra estrellita similar de su firmamento musical o cinematográfico , muchísimo menos. Hasta ahí podíamos llegar. Luego nos quejamos, pero es que a veces nosotras mismas fomentamos las actitudes de nuestras hijas.

En el segundo lugar de nuestra entrada de hoy, que no sé si se va a alargar más de lo debido, no podían faltar en esta lista los archifamosos Jonas Brothers. Esta banda musical, propiedad de la factoría Disney, está compuesta por los tres hermanos Jonas, Kevin, Joe y Nick, y tienen cuatro discos en el mercado: "It´s about time", "Jonas Brothers", "A little bit longer" y "Lines, vines and trying times". Han participado en numerosas giras, como la gira "Best of both worlds" con Miley Cyrus o la gira europea del Best Damn Thing Tour de Avril Lavigne. Pero lo que realmente fue un auténtico bombazo fue su gira del año pasado, el Jonas Brothers World Tour, que los trajo a España donde los conciertos fueron un auténtico éxito (conozco a alguna que otra madre del cole de mis hijas que se lo tragó con sus niñas).

En el ámbito cinematográfico, y como no podía ser de otra forma siendo un producto Disney, los Jonas Brothers han protagonizado dos películas de la casa, Camp Rock y Camp Rock 2, the final Jam. También tienen una serie propia, Jonas. De ambas son
responsables de las bandas sonoras. Han participado en Una Noche en el Museo 2 haciendo el papel de tres querubines (qué monos!).

En Camp Rock coincidieron con Demi Lovato, de la que ya hablamos al presentar a Selena Gómez, y con la que uno de los hermanos, Joe (yo diría que el más guapo con diferencia), tuvo una fugaz relación. En la actualidad Joe sale con la actriz Ashley Greene, que interpreta a la vampira Alice en la saga Crepúsculo, y Kevin está casado con su novia de toda la vida, la peluquera Danielle Deleasa.

Tengo que reconocer que los Jonas Brothers han tenido un pequeño hueco en casa, mis dos hijas tuvieron una breve afición por ellos (lo de breve sobre todo la mayor) que a la peque aún le dura, al menos cuando de Camp Rock se trata. La serie Jonas, sin embargo, no les ha emocionado nada de nada.

En fin, aunque seguro que para nuestras hijas habría mucho más que comentar de estos dos fenómenos adolescentes, creo que para nuestra salud mental es más que suficiente. Al menos para poder mantener una conversación a un nivel aceptable con cualquiera de ellas al respecto, creo que nos puede servir. En otra entrega, más y con algún grupo de los que hacen furor entre las más mayores!

martes, 9 de noviembre de 2010

Libros para todas las edades

Bueno, aprovechando que hoy es fiesta en Madrid y tengo a los niños de paseo, voy a intentar resarciros del largo puente de la semana pasada. Hace mucho que no hablamos de libros, así que creo que ya toca. Para la próxima entrada seguiremos con el "diccionario" del mundillo musical.

Os hablé de la Evolución de Calpurnia Tate anteriormente, y aunque es un libro que yo misma he leído y a todas las niñas que sé que lo han hecho les ha encantado, es cierto que no lo recomendaría para menos de 10 años. No es que tenga ninguna temática inapropiada, se trata, simplemente, de que posiblemente no les atraiga todo lo que debería y les aburra.

Por eso he decidido que vamos a intentar poner al menos dos libros por entrada, uno para niñas de 8 a 10 años y otro para más mayorcitas. Yo, la verdad, es que los primeros los tengo más complicados. Mi hija menor tiene 9 años, pero la lectura, aunque no le disgusta, tampoco le apasiona, y los temas que le interesan son siempre los mismos: princesas, hadas y, como mucho, Bat Pat y Tea Stilton. De todos modos, recuerdo un par de libros que le trajeron los Reyes Magos, que ha debido de leerse unas doscientas veces, lo cual es buena señal. Se trata de "Ottoline y la gata amarilla" y "Ottoline va al colegio" del británico Chris Riddell. En ellos se narran las aventuras de Ottoline, una niña curiosa e inteligente, que vive en Gran Ciudad con su amigo, el Señor Munroe, que cuida de la pequeña mientras sus padres, grandes coleccionistas, viajan por el mundo (lo que plasman en las numerosas postales que le envían).

En"Ottoline y la gata amarilla", tratarán de resolver el misterio de los robos de perritos falderos que se están produciendo en Gran Ciudad. En "Ottoline va al colegio" la niña se encontrará en una escuela para niños con talentos especiales, como sorber el té mejor que nadie o hacer papiroflexia con las cortinas. Al principio Ottoline no conseguirá saber qué talento especial tiene (todo el mundo tiene alguno, sólo es cuestión de encontrarlo), pero pronto lo conseguirá con la ayuda del Sr. Munroe.

Son unos libros muy entretenidos, con muchísimas ilustraciones tipo cómic y muchas sorpresas en su interior (postales, pegatinas...). A mi hija, desde luego, le encantan. Está deseando que publiquen el tercero " Ottoline en el mar", que de momento no está traducido al Español (al Catalán sí, por si a alguna le interesa).

Y pasando a la segunda entrega de hoy, es decir, libros para más mayorcitas, de esos tengo un montón que comentaros, porque mi hija mayor no lee, devora libros, ya no sé qué comprarle. También es cierto que le gustan las temáticas...no sé cómo definirlas...un tanto góticas. Lo último que se ha leído, y espera el tercer volumen con impaciencia, son las dos primeras entregas de la saga de Darren Shan, "El Circo de los Extraños" y " La montaña de los Vampiros". Del primero de ellos ya se ha hecho una película, protagonizada, entre otros, por Salma Hayek que hace un curioso papel de mujer barbuda.

Narran la historia de Darren Shan, un niño apasionado por las historias de terror y las arañas, que ve el cielo abierto cuando llega a sus manos un folleto del Circo de los Extraños, que anuncia atracciones como la citada mujer barbuda, un chico serpiente o una araña amaestrada...que inevitablemente cautivará a Darren, dispuesto a cualquier cosa por conseguirla, con consecuencias imprevisibles para él, que marcarán su vida a partir de entonces.

La colección está compuesta por cuatro volúmenes, de los que, como ya os he dicho, se han publicado por ahora los dos primeros. Puedo deciros que yo los he leído los dos y me lo he pasado en grande (aunque tengo que reconocer que me encanta el tema vampiros y los libros de terror y misterio, a alguien tenía que salir la niña!). No son especialmente violentos ni "truculentos" y están recomendados para niños de a partir de 11 años. A mi hija le apasionan y a alguna amiga que los ha leído también le han gustado. Creo que pueden ser una alternativa más que aceptable a la saga Crepúsculo, que me ha suplicado que le deje leer, pero creo que aún le queda un año o dos, sobre todo para el cuarto volúmen. Ya me contaréis qué os parecen... y a vuestras niñas también!


lunes, 8 de noviembre de 2010

Flamenco y olé!

Hola de nuevo, ya estoy aquí otra vez. No, no me había perdido, pero sí que es verdad que más que un puente me he tomado un acueducto. El motivo es sencillo, me estoy trayendo a los niños a comer a casa y me paso el día entre la compra, la cocina y el colegio, ocho viajecitos de nada al día, vamos, que en Secretaría están por ponerme un cuartito! Es lo que tenemos las madrastras, que, como decía un jefe que tuve, somos multidisciplinares, nos toca todo y tenemos que saber de todo.

Y como hay que predicar con el ejemplo, hoy vamos con los trapitos, que los tengo de lo más abandonados. La marca de la que os quiero hablar hoy es una de esas en las que seguro que todas estáis más que puestas, pero aprovecho para subirla porque a partir de mañana día 9 y hasta el domingo día 14 tienen abierto su mercadillo de invierno en Madrid.

Se trata de Flamenco, una marca que nació de la unión de dos amigas, Elena y Carola, que se pusieron a diseñar, y yo creo que les salió pero que muy bien. La ropa de Flamenco es colorista, muy alegre, con un diseño moderno, muy cuidado y original y un toque étnico que les caracteriza. Utilizan materiales de calidad, como sedas indias y algodón egipcio y, desde luego, sus creaciones, llenas de abalorios y bordados, nunca pasan desapercibidas...aunque hay mucho imitador, la diferencia de calidad y acabados es más que evidente.

Una de las razones por las que me gusta Flamenco es que tienen líneas de niña y de mamá, con lo que las que queramos (que no a todo el mundo le gusta, lo reconozco) podemos darnos el gustazo de que nuestras hijas se vistan igual que nosotras...una concesión a esa pre-adolescencia que tantos quebraderos de cabeza nos da a la hora de vestir!

Otra cosa que me encanta de Elena y Carola es la orientación que le han dado a su empresa. Organizan numerosos mercadillos en diversos lugares de España a lo largo del año en los que sacan a la venta a precios más que competitivos los excedentes de otras temporadas. Hasta ahí, parecido a lo que hacen otras firmas. El punto que marca la diferencia es la finalidad solidaria de los mercadillos de Flamenco, con cuya recaudación contribuyen a multitud de causas benéficas tanto en España como fuera de nuestro país: Fundación Aladina, Banco de Alimentos, Asociación de afectados por Neurofibromatosis y otras muchísimas causas que podéis ver con detalle en su web.

Aunque están en plena expansión con tiendas propias en Madrid, Sevilla, Valencia o Bilbao y multitud de puntos de venta en tiendas multimarca, también ofrecen la opción de comprar online a través de su web en la que además tienen artículos en oferta constantemente.

Se me olvidaba, para las que tengáis la suerte de poder ir (yo no sé si tendré tiempo con este ritmo ligero que llevo últimamente) el mercadillo abre sus puertas mañana día 9 hasta el domingo 14 en los Teatros del Canal, C/ Cea Bermúdez,1 (Metro Canal) , con horario continuado de 10 de la mañana a las 9 de la noche. La ropa de niñas, vestidos y camisas, todo a 14,99 Euros! Un auténtico chollo para que nuestras Cenicientas vayan de lo más guapas y modernas...y con ropa que nos gusta tanto a nosotras como a ellas! Os he subido sólo tres ejemplos de lo que podéis encontrar en su colección de otoño/invierno para este año, pero creo que os darán una idea del tipo de ropa que os váis a encontrar. A mi, personalmente, me encanta. ¿No me digáis que la gabardina no es absolutamente ideal?


Para más información, os dejo el enlace a su web

www.flamencochic.com

jueves, 28 de octubre de 2010

De puente a puente...

Sólo un post rapidito para contaros que, por una vez y sin que sirva de precedente, voy a estar de puente hasta el lunes, así que no voy a poder escribir nada hasta entonces. Pero no me olvido de vosotras, estaré maquinando una semana llena de cosas y con las pilas cargadas...espero!
Feliz puente a las que os vayáis fuera...y al resto también!

miércoles, 27 de octubre de 2010

La banda sonora de nuestras hijas I

Después de una pausa algo larga, debida a la semana de locos que llevo, aquí estamos de nuevo. Me ha hecho mucha gracia...y no os ocultaré que cierta ilusión, ver cómo después de sacar en el blog a Cécilia Cassini la semana pasada, y por supuesto sin que con toda seguridad nadie de estos medios haya leído mi entrada, hayan aparecido sendos artículos en ABC el sábado y en el blog de la revista Hola. La verdad es que tiene su guasa.

Pero hoy vamos con otro tipo de "niños prodigio". Me hizo mucha gracia el comentario que me hizo en su día Ana Pompones sobre el tal "Justin no sé qué" que le gusta a su hija de once años y dándole vueltas, creo que nos toca ponernos al día con los ídolos de nuestras hijas...o de las vuestras, que las mías tienen unos gustos musicales no sé si poco convencionales para su edad o simplemente distintos. A la mayor no la saques de Mecano y Amaral, con lo cual yo encantada, y si es la pequeña, le va la música más "cañera", pero de adultos: Rihanna, Lady Gaga, Black Eyed Peas o, como mucho, Shakira y la Oreja de Van Gogh. Lo malo del tema es que en el coche el enano de cuatro años ya me dice que le ponga la canción de "Alealeandro" que se sabe de memoria (por supuesto en lenguaje Furby).

¡Qué tiempos aquellos en que mi hija mayor se contentaba con escuchar Había una vez un circo en la radio del coche! El único problema que recuerdo, y la verdad tuvo gracia, fue una vez que, después de dejar a la niña en la guardería, tuve que ir a hacer unas compras y, con la costumbre, no me di cuenta de que llevaba las ventanillas abiertas y "Hola don Pepito, Hola don José" a todo volumen... en el CD. ..y supongo que cantándolo. Casi me muero del corte cuando ví a un pobre señor mirándome desde la acera con cara de lástima. Debió de pensar que me faltaba un tornillo...o un par.

Ahora, cuando me hablan de cantantes de moda, la verdad es que me pierdo un poco. Si yo me quedé en Britney Spears! Pero echando mano de amigas y de hijas de amigas, he conseguido hacerme con un pequeño "quien es quien" en el mundo de la música juvenil. En varias entregas, porque hay para un libro. Si os atrevéis, vamos a ello.

Por supuesto, y a la cabeza de la lista, está el ya mencionado "Justin no sé qué", o el artista anteriormente conocido como Justin Bieber. Este crío canadiense de tan sólo 16 añitos tiene revolucionado a todo el público quinceañero y le debe su fama a mamá, que se dedicaba a colgar en Youtube los vídeos de su niño versioneando temas de Justin Timberlake, Usher o Chris Brown, hasta que un ejecutivo de una discográfica lo descubrió y de ahí...salto a la fama de la mano de Usher, uno de sus ídolos. El niño tiene un sólo disco publicado, My World, con su versión en concierto, y un super éxito, One Time. Escribe sus propias canciones y toca la guitarra. Tiene previsto dar el salto a la televisión, apareciendo en la serie CSI próximamente. Entre sus amistades se cuenta Jaden Smith, el hijo del famosísimo Will Smith y también "niño prodigio" en version actor y entre sus imitadores o competidores (que ya los tiene) un aún más jovencísmo australiano, Cody Simpson.


En segundo lugar, y último por hoy, una chica, no sea que nos acusen de no respetar la paridad chico/chica! La no menos famosa Selena Gómez . Esta niña, que debe su poco común nombre a la tristemente famosa cantante Selena, es uno de los productos de la factoría Disney, que a mi me parece un Operación Triunfo en versión americana, cambiando el reality cutre por la serie de televisión. Se dió a conocer con apariciones más o menos frecuentes en las series de la casa "Hotel, dulce Hotel" y "Hannah Montana", pero su salto definitivo a la fama vino de la mano del personaje de Alex Russo en "Los Magos de Waverly Place". Ha interpretado películas de la casa como "Programa de protección de princesas", ésta última junto a otra "Disney-triunfita", Demi Lovato. Este verano ha terminado el rodaje de "Montecarlo" junto a Leighton Meester, una de las protagonistas de Gossip Girl.

En el mundo musical, además de los temas principales de Los Magos de Waverly Place y Programa de Protección de Princesas, grabó el tema principal de la película Campanilla y el de la próxima serie de Disney Channel, Shake it up. Además es la vocalista del grupo "Selena Gómez and The Scene" con el que ha grabado dos discos: "Kiss and Tell" y "A year without rain" de los que salieron varios sencillos de éxito: Falling down, Naturally, Round&Round o A year without rain.


Y el próximo día más. En este tema, más incluso que en otros, la colaboración de nuestras hijas es especialmente bienvenida! Ah, olvidaba deciros que, para la que quiera escuchar las voces y cantos de estos dos angelitos, podéis encontrarlos con facilidad en Youtube, por supuesto! (aunque presiento que muchas los tendréis en casa, yo conozco alguna!)

viernes, 22 de octubre de 2010

Reflexiones y Joules Clothing.


Bueno, como más vale tarde que nunca, hoy os voy a traer una marca de ropa para nuestras niñas que a mi, personalmente, me encanta. Pero antes, y sin que se me olvide quería dejaros una pequeña reflexión al hilo de la entrada de ayer. Mi intención al traeros a Cécilia Cassini ayer era mostraros la parte positiva de potenciar las aptitudes, aficiones e intereses de nuestras hijas, pero hay que andar con cuidado, porque todo tiene sus riesgos.

Mi buena amiga, Salas, a la que seguro que todas conocéis y seguís, pero si hay alguna rezagada no dejéis de visitar su blog, el Rincón de Salas, que os va a dejar boquiabiertas, me dejó un comentario que me hizo pensar. Si tengo que ser justa, tienes muchísima razón Salas, y en la entrada no queda suficientemente claro. Si nos empeñamos en precipitar a los niños al mundo de los adultos, pierden por el camino una parte muy importante de su evolución y de su formación, que seguro que tiene consecuencias en su posterior desarrollo emocional. Esa es además la filosofía del blog: que la transición de la infancia a la adolescencia se haga de una forma natural, sin imitar comportamientos ni atuendos que no van con su edad. A veces nos quedamos sólo con el vestuario, que es lo que a primera vista más nos llama la atención, pero no se trata sólo de que nuestras hijas no vayan disfrazadas de mayores, sino de que no traten de ser mayores antes de tiempo, y ese detalle, muy inteligentemente puesto de relieve por Salas en su comentario, es el que no he dejado claro en la entrada de ayer. Muchas gracias, Salas por hacérmelo ver. Además tu aportación es un ejemplo muy claro de lo que pretendo hacer de este blog: un foro en el que podamos expresar nuestras opiniones (seguro que muchas veces diferentes y no por ello menos respetables) y aportar nuestras experiencias, que es algo que nos ayuda y enriquece a todas!

Dicho ésto, vamos a pasar al capítulo de la moda. Hay muchas marcas de ropa de niños que tienen líneas o filosofías válidas para niñas ya más mayorcitas y de todas ellas iremos hablando poco a poco, pero hay una marca que a mi personalmente me encanta por su originalidad, calidad y buena relación calidad/precio. Algunas la conoceréis, pero para las que no sea así os la voy a presentar. Se trata de la marca británica Joules Clothing.

Tiene varias líneas, de hombre, mujer, bebé, niño y niña, lo que también supone una ventaja a la hora de coordinar el vestuario de los hermanos o el nuestro mismo, si os gusta (como es mi caso) llevar ropa a juego con vuestras hijas. Lanzan varias colecciones al año, dos principales (invierno y verano) pero con líneas específicas para primavera y otoño.

De sus distintos artículos, hay varios que me han llamado siempre la atención. Uno son los polos, super originales, muy alegres y coloristas. A mis hijas les encantan (y mi hijo en verano son los que más lleva) y además tienen un algodón maravilloso. Otra cosa que me chifla de Joules son las botas de agua. Son realmente bonitas (como podéis ver en el modelo de la izquierda) y están genial de precio, a partir de 20 libras, que vienen a ser unos 22 euros.

Pero en la colección de este otoño, me han encantado los chalecos acolchados y los abrigos. Concretamente hay un modelo de chaleco con flores tipo Liberty que me ha parecido una auténtica monada. Con unos vaqueros tiene que quedar precioso. ¿Y qué me decís del Husky marrón? Un clásico totalmente renovado.

En su web hay muchas más cosas bonitas que os animo a ver. Ahora recuerdo una falda de volantes y un abrigo precioso en color marrón . Además los gastos de envío son muy razonables y tanto la presentación de los paquetes como la rapidez de los envíos son más que sobresalientes. Ah! se me olvidaba. Si tenéis que enviarles algún mensaje, son encantadores!
¿La dirección de su web?

www.joules.com

Buen fin de semana a todas!


jueves, 21 de octubre de 2010

Cécilia Cassini

Sé que os había prometido hablar de alguna marca de ropa para nuestras niñas, pero es que no puedo evitar dedicar una entrada a una niña de 10 años que, con independencia de que nos gusten o no sus creaciones, tiene un mérito formidable y nos puede dar una idea de hasta dónde pueden llegar nuestras Cenicientas con un poco de estímulo y apoyo.

Se llama Cécilia Cassini, es norteamericana y ayer muchas la veríais en las noticias. ¿Que qué tiene de especial? Pues es diseñadora de moda... con 10 años, sí.

Sus padres, de profesiones fotógrafo y profesora de yoga, cuentan que siendo Cécilia muy pequeña, con unos 6 años, la pillaron transformando un vestido de su hermana mayor que no le convencía cortando aquí y allá y pegándole cosas con cinta adhesiva hasta dejarlo a su gusto. ¿Cuál fue su reacción?

Confieso que la mía hubiera sido la previsible, organizar una bronca formidable y, según de qué vestido se tratase, llevarme un disgusto del quince, pero sus padres, con buen criterio, le regalaron una máquina de coser por su cumpleaños.

Desde entonces no ha parado, y curso de costura va, curso de costura viene, con muchas agujas rotas como ella misma confiesa en su blog, se ha convertido en un fenómeno en los Estados Unidos.

Sus diseños son muy simples, faldas rectas y tops sin tirantes en su mayoría (como el que véis abajo), muy al gusto americano, tan alejado del nuestro en lo que a moda infantil se refiere, pero ha conseguido que iconos del público infantil y juvenil como Miley Cyrus vistan sus creaciones.

Y todo ello sin descuidar su educación ni la práctica del deporte, tan aconsejable para cualquier niño de su edad (dice practicar tenis y yoga). La diferencia está en que mientras otros niños juegan con la Nintendo en sus ratos libres, ella lo hace con su Singer (marca que, por cierto, patrocina su web).

Otro dato que yo destacaría es su carácter solidario, ya que una parte de los ingresos que recibe por la venta de sus modelitos la destina al Hospital Infantil de Los Angeles...y una anécdota que relatan en su web, le conmovió el caso de una chica que consiguió una beca para la Escuela de Diseño y Moda de los Angeles, pero carecía de recursos para comprarse una máquina de coser con la que practicar. Cécilia se puso en contacto con ella y le regaló la suya. No sé qué pensaréis vosotras, pero a mi me parece todo un ejemplo. Os dejo algunos de sus diseños y la dirección de su página web para que la conozcáis. Ya os he dicho que no me emocionan particularmente, pero tengo que reconocer que el de barcos me parece monísimo. Y tened en cuenta que la diseñadora sólo tiene 10 años. ¿Vosotras qué opináis?

http://www.ceciliacassini.com

martes, 19 de octubre de 2010

...Pero no todas las Cenicientas son iguales!

Hola a todas,
Después de un final y un inicio de semana un tanto maratonianos, en parte debido al noveno cumpleaños de mi hija pequeña (oops! entramos en edad peligrosa), retomo el blog, que había dejado un poquito abandonado desde el viernes.
Mirando las entradas, incluyendo el libro del que os hablé el viernes, seguramente alguna se habrá preguntado ¿pero es que es igual una niña de 9 años que una de 14? Pues evidentemente no. Es más, no tienen nada que ver. Yo tengo en mi familia un amplio catálogo de edades (12 para 13, 11, 10 y 9), entre hijas y sobrinas y no se parecen absolutamente en nada aunque en algunos casos, como véis se llevan un año, algunas escaso. Y es que además de la diferencia de edad, igual que ocurre con los adultos, cada niña tiene su personalidad y llevan un ritmo diferente en lo que a madurez se refiere.
Mi hija pequeña es muy niña, le encanta el rosa, las muñecas y los libros de Bat Pat y Tea Stilton, pero su hermana, de la que sólo le separan 18 meses no tiene nada que ver. Pasa de muñecas, detesta profundamente el color rosa y entre sus lecturas favoritas están las Memorias de Idhún o los libros de Emily the Strange. Y si pasamos a otras conocidas con sólo uno o dos años más, nos encontramos con la tan temida ropa de Bershka y los libros de Federico Moccia...y los teléfonos móviles, los chats y, como no, Tuenti y Facebook, a los que temo más que a un nublado. Como veréis, un lío horroroso que seguro que más de una ha experimentado en sus propias carnes.
Me encantaría que me contáseis un poco las edades y gustos de vuestras hijas, para que así podamos adaptar el blog a todas ellas. Evidentemente, unos días las entradas irán dirigidas a unas edades y otros a otras. En cualquier caso, todas ellas tienen algo en común, se empiezan a sentir diferentes, en muchos casos incomprendidas (yo a mi hija este verano le llamaba Calimero, porque nadie la comprendía y todo era injusto!) y fuera de lugar en muchos aspectos, así que a ver si entre todas nos echamos y les echamos una mano.
Por ejemplo, y ya para mañana, ¿qué os parece alguna marca de ropa para niñas de a partir de 9 años? Aunque yo tengo varias en mente, como siempre, admito sugerencias!

viernes, 15 de octubre de 2010

La Evolución de Calpurnia Tate



Hola a todas,


Diréis que os había prometido hablaros de un libro para el fin de semana y he desaparecido. Todo tiene su explicación: los misterios de Internet. Mi compañía de ADSL ha tenido lo que ellos llaman "una incidencia" que se han pasado todo el día resolviendo...y yo sin servicio hasta hace un rato. Cosas de la técnica.


Pero, pasando a lo que nos interesa y como lo prometido es deuda, aquí va el libro del que os quería hablar hoy: La Evolución de Calpurnia Tate, de Jacqueline Kelly.
El libro narra la historia de Calpurnia Virginia Tate, Callie Vee, como la conoce todo el mundo, una niña de 11 años de edad, en un pueblo de Texas hacia 1899. Es la única niña de siete hermanos y, aunque su familia trata de educarla de una forma tradicional, con clases de piano, costura y todo lo que por esa época se suponía que debía saber una señorita, ella no puede evitar sentir una gran curiosidad por la ciencia y la naturaleza, apoyada por su abuelo, el patriarca de la familia al que sus hermanos y su propia madre ven como un ser excéntrico y algo huraño. A lo largo del libro veremos cómo la relación de Calpurnia y su abuelo se va haciendo cada vez más estrecha y cómo, de la mano del Origen de las Especies de Darwin, la niña va profundizando cada vez más en esos conocimientos que tanto le interesan...con la consiguiente desesperación de su madre. También conoceremos su relación con sus hermanos, su reacción ante las primeras novias de su hermano mayor y todo su entorno familiar y social.
Es un libro muy ameno y divertido, narrado en primera persona por la propia Callie Vee, que a mi me pareció precioso y, lo más importante, le encantó a mi hija de 10 años.
Una muestra excelente de cómo se pueden vencer las dificultades y los condicionamientos cuando se tienen inquietudes y curiosidad por lo que nos rodea así como un ejemplo de lo enriquecedora que puede ser para los jóvenes la experiencia y la relación con sus mayores. Un libro totalmente de 10.
Si tenéis interés en saber algo más de él, podéis acceder a la lectura de las 30 primeras páginas en la web de la Editorial Roca de forma gratuita. Os dejo el enlace a continuación:
Ya me contaréis qué os parece. Buenas noches a todas y buen fin de semana!

jueves, 14 de octubre de 2010

Capítulo I. Declaración de intenciones.

Después de la vaga y general presentación de ayer, ha llegado el momento de plantearnos qué queremos hacer exactamente en este blog. El mundo de nuestras Cenicientas es complicado, aunque ya lo hayamos olvidado, y el tema "vestuario" es sólo la punta del iceberg. Todo en nuestras antiguas niñas está cambiando al ritmo de los tiempos, es decir, a velocidad vertiginosa, y si no queremos apearnos o, lo que sería peor, que nos apeen ellas por el camino, hay que ponerse al día...con ciertas normas y límites, por supuesto.
Y es que una cosa tengo clara: el ritmo lo marca la Madrastra, no Cenicienta. Y no hay Hada Madrina ni calabaza que valga; eso sólo existe en esos cuentos de los que ya no quieren ni oir hablar porque son de bebés.
Me diréis que me he vuelto totalmente loca, que estoy diciendo cosas incompatibles: por un lado seguirles el ritmo y por otro marcárselo. Pues no. Es un tira y afloja, complicado por supuesto, en el que nosotras debemos tratar de entender...hasta un punto y ellas entendernos a nosotras...hasta otro. ¿Cómo? Pues espero que entre todas lo consigamos.
Con el tema vestuario, por poner un ejemplo, vale que no les intentemos poner lazos de organza y merceditas de botón... pero el look camiseta corta y enseñando ombligo con pantalón de talle bajo luciendo interioridades para comer en casa de los abuelos el domingo sobrepasa el límite. ¿Qué pensarían ellas si alguna de nosotras se presentara en la puerta del cole vestida de Lagarterana? Pues se morirían de vergüenza porque estaríamos totalmente fuera de lugar. La cuestión radica en que comprendan que con ellas pasa lo mismo. Se puede vestir de más mayor sin necesidad de parecer una pordiosera ni una mini mujer fatal . Difícil, sí, imposible, yo creo (sinceramente lo espero) que no.
Pero como he dicho, esto es sólo un aspecto del cambio. Ya no les gustan los libros que antes les encantaban ni las series que hace dos días no se perdían. Ir al cine con ellas se convierte en Misión imposible y del apartado "Nuevas Tecnologías" es mejor ni hablar...de momento. Ni del tema chicos! Por eso creo que tendremos que seguir un orden para no liarnos. Unos días vestuario, otros entretenimiento, otros relación madres/hijas y , no nos olvidemos, padres y hermanos... que también sufren con el proceso.
Por lo pronto mañana, con el fin de semana encima, podemos empezar con las lecturas. Yo tengo un libro sobre la mesa del que prometo hablaros. Espero que os guste, y a las Cenicientas también. A la mía le ha encantado...y es muy especial cuando de lectura se trata.
Ni que decir tiene que admito todo tipo de aportaciones: literarias, musicales, cinematográficas y, como no, de moda. La idea es que este blog lo hacemos todas:madres e hijas, así que ánimo, que si yo puedo, vosotras también!